Manejando Conflictos

Está claro que el conflicto tiene que ser tratado de manera constructiva y tratar de llegar a una solución común a través de técnicas como la negociación o el compromiso sin embargo el conflicto no es necesariamente algo malo. Los conflictos sanos y constructivos son un componente de los equipos de alto funcionamiento. El conflicto surge de las diferencias entre las personas, las mismas diferencias que suelen hacer a los equipos con diversidad más eficaces que las realizadas por personas con experiencia similar. Lo importante es mantener un equilibrio saludable de las diferencias de opinión constructiva, y evitar el conflicto negativo que es destructivo y perjudicial. En este artículo veremos las causas de conflicto, cómo resolverlos y cómo evitarlos. Leer más

Anuncios